|
Artículos
Educación y Adiestramiento 

Vivir con un perro no adiestrado es muy parecido a ser el propietario de un piano y no saberlo tocar. Pero si comienza a dar clases de piano, de repente el instrumento cobra vida y le ofrece sonidos mágicos y ritmos que le llenan de gozo y felicidad.

Él es una gran responsabilidad que le da muy poco a cambio; y frecuentemente hace cosas inaceptables que acaban por molestarle y/o hacerle enfurecer, y eso por no hablar de los malos hábitos que le pueden acabar costando cantidad de dinero.

Averigüe como comunicarse con él y como reconocer y entender su lenguaje. Las personas dedicadas a la enseñanza de la obediencia canina y al asesoramiento de los propietarios acerca del comportamiento de sus perros han descubierto algunas cosas interesantes. Por ejemplo adiestrar a los perros cuando son cachorros da como resultado la más alta tasa de éxito para conseguir perros adultos con un buen comportamiento y equilibrados. Adiestrar a un perro mayor, digamos de seis meses a seis años de edad, puede proporcionar resultados prácticamente iguales siempre que el propietario acepte que la capacidad de aprendizaje del perro va a ser más lenta y que este dispuesto a trabajar con paciencia para ayudar al perro a tener éxito y a desarrollar toda su potencial. Desgraciadamente el factor paciencia es lo que falla en muchos propietarios de perros adultos, así que normalmente no consiguen que su perro aprenda determinadas conductas.

Adiestrar a un cachorro de, por ejemplo, una edad de 8 a 16 semanas (20 como máximo) es como trabajar con una esponja seca dentro de una piscina de agua. El cachorro se empapara de cualquier cosa que le enseñe y buscara constantemente mas cosas para hacer y para aprender. Sin la producción de hormonas todavía, él esta centrado en sus propietarios y no tiene une especial interés por investigar otros lugares, personas, perros, etc. Usted es su líder, el que le proporciona todo. Así pues, se pega a usted y quiere estar cerca. Generalmente le seguirá de una habitación a otra y no dejara que desaparezca de su vida cuando este fuera de casa con él. Una vez que el cachorro empieza a producir hormonas, aflora su curiosidad natural y empieza a investigar el mundo que tiene alrededor. Es en esta época cuando puede darse cuenta de que el perro no adiestrado empieza a deambular alejándose de usted e ignorando sus ordenes de quedarse cerca. Cuando este comportamiento se convierta en un problema, el propietario tiene dos opciones: deshacerse del perro o adiestrarlo. Le recomiendo encarecidamente que escoja la segunda opción.



Siguiente artículo
© 2004-2006 Adiestra Madrid ®
Adiestramiento de perros a domicilio Adiestra Madrid